≡ Menu

Blog

Notas

5 Consejos que te ayudaran a planificar tu ascenso al volcán Lanín.

Esta información te será muy útil si querés planificar tu ascenso y no sabes por dónde empezar. No son consejos de técnicas de desplazamiento en montaña, son ítems que no debes obviar cuando planifiques tu viaje.


Como guías de montaña que viven en San Martin de los Andes el Volcán Lanín es nuestro lugar preferido y al que frecuentamos todo el año, nos gusta ir a esquiar sus laderas con amigos durante el invierno y disfrutamos la primavera, el verano y parte de otoño guiando a nuestro cliente. Como montañistas que trabajan de guías de montaña hemos aprendido mucho, no solo de la montaña y nuestros colegas, hemos aprendido sobre todo de nuestros clientes.
Queremos resumir esta experiencia en estos consejos, que te serán de mucha ayuda si querés hacer un intento serio a esta montaña icónica de la Patagonia. Esta información te será muy útil para planificar tu ascenso si no sabes por dónde empezar. No son consejos de técnicas de desplazamiento en montaña, son ítems que no debes obviar cuando planifiques tu viaje.


1. Mente abierta y actitud positiva

Claro está que no se puede ir a la montaña con una actitud exitista, en el sentido opuesto a que no lograr la cumbre signifique un fracaso. Esto es difícil, ya que en la sociedad, no lograr los objetivos significa fracasar. Que tu viaje de montaña no se reduzca al sentirte feliz y realizado si logras la cumbre o sentirte triste si no lo logras.
Nos hemos dado cuenta que muchas personas que vienen por primera vez al Lanín se sienten mal cuando se comparan, con otros miembros del grupo (comparan el equipo, el estado físico, etc) o cuando comparan su situación actual (en general muy cansados, con frio y sin poder lograr la cumbre) con las expectativas que se habían creado (felices en la cima de la montaña). Anda a la montaña con la mente clara y la actitud correcta que siempre es la actitud de aprender al nuevo.
Yendo a lo práctico, te aconsejo tener la “cabeza abierta” y pensar que los viajes de montaña en general resultan bastante condicionados por factores climáticos, servicios informales que son difíciles de coordinar como mulas o porters y otros factores que denominamos imponderables como erupciones volcánicas o cortes de caminos.

Contemplando el paisaje desde la zona de refugios
Contemplando el paisaje desde la zona de refugios

2. Elegir la fecha adecuada.

La temporada de ascensos se extiende desde principios de octubre hasta mediados de abril (sin incluir la época invernal reservada solo para montañistas experimentados) y cada período tiene sus pro y sus contras, por ejemplo, en primavera el tiempo es más inestable a causa de la presencia de viento, aunque las condiciones del terreno hacen que el ascenso y descenso sean más fluidos a causa de la presencia de nieve. En verano los días son estables y en general reina el buen tiempo. En otoño los días son más cortos y el frío se hace sentir, sobre todo cuando superamos la cota de los 3.000 mts. Si querés saber más acerca de cuál es la mejor época para intentar el ascenso lee la siguiente nota que realizamos hace un tiempo:

Volcán Lanín : ¿cuál es la mejor época del año para intentar su ascenso?

En pleno ascenso superando los 3000 m.
En pleno ascenso superando los 3000 m.

3. Contar con días extra. El clima puede alterar tus planes

La Patagonia se caracteriza por la hostilidad del clima y la rigurosidad del ambiente, pero en el volcán Lanín las condiciones son extremas, ya que supera en casi 1500 mts. al promedio de atura de la cordillera de los andes en esa latitud, y al no tener ningún cordón montañoso más alto que actúe como barrera de contención de los viento que se generan en el océano pacifico se ve afectado por la presencia de tormentas que se desarrollan en periodos de tiempo cortos.
Te aconsejo que visites sitios de pronósticos especializados como mountain-forecast o windguru para anticiparte a los acontecimientos y observar, por ejemplo la temperatura y si resultara muy baja priorizar en calzado, medias y guantes, ya que las extremidades se enfrían primero. Con temperaturas bajas lleva abrigo de calidad y una buena bolsa de dormir. Si el pronóstico resultara ventoso protege tus ojos con antiparras y la cara con buff, ya que la nieve volada resulta muy incómoda y hace doler.
Y en caso de mucha lluvia o vientos muy fuertes lo más recomendable es correr el ascenso uno o dos días para esperar los días lindos y de ese modo aumentar las probabilidades de ir a la cumbre.

Descendiendo desde el refugio CAJA con tormenta en puerta
Descendiendo desde el refugio CAJA con tormenta en puerta

4. Ritmo de Ascenso y entrenamiento

En General el ritmo de un ascenso en una expedición guiada resulta en una hora de caminata y un descanso de entre 10 y 15 minutos. El día de cumbre el tiempo de caminata puede variar ya que es necesario condicionar el tiempo de marcha a las condiciones de terreno y el tiempo de descanso según la hora del día. Sin entrenamiento subir una montaña como el Lanin resultara un padecimiento donde la experiencia se verá totalmente opacada.
En general el mejor entrenamiento se logra realizando alguna actividad muy parecida al objetivo que tenemos en mente. Por esto lo recomendable para subir una montaña, es subir algunos cerros menores, con anterioridad con una mochila con algo de peso y un calzado similar al que utilizaremos en las siguientes montañas. Esto se puede complementar saliendo a correr 2 0 3 veces por semana o yendo a algún gym para fortalecer alguna parte que creamos necesaria.
Entrenar es la mejor forma de sentirse motivado.


5. Menos es más

Menor peso en la mochila es mayor rendimiento físico. Es necesario tener en cuenta que el mayor condicionante a la hora de caminar en pendientes pronunciadas es sin duda el peso de la mochila. Lleva solo lo necesario
Llevar cosas de más en la mochila resulta un error muy común entre los montañistas principiantes, ante la duda o el desconocimiento acarrean con objetos por partida doble por ejemplo muchas mudas de ropa que no se usan o llevan peso extra como un libro.
En montaña conviene reducir todo a su mínima expresión, por ejemplo el kit de higiene personal, conviene reducirlo a cepillo de dientes, dentífrico y papel higiénico o toallitas húmedas. Es preferible llevar prendas de abrigo de calidad que son más livianas y menos voluminosas en vez de prendas de algodón o lana.
Se eficiente y eficaz. Lleva solo lo necesario


¿Estas interesado en este ascenso?
En el siguiente link encontraras las fechas disponibles, tarifas, itinerario, servicios incluidos, equipo necesario y todo lo que necesitar saber para organizar tu ascenso al volcán Lanín...

CLICK AQUÍ PARA MÁS INFO


Compartir en Facebook

¿Querés recibir novedades por email?