Bolsa de dormir y aislante

La bolsa de dormir y el aislante constituyen una parte fundamental del equipo para poder descansar y reponer energías.
La bolsa de dormir de montaña tiene forma de sarcófago con una capucha integrada y regulable. Vienen confeccionadas con diferentes materiales y rangos de temperatura. Pueden estar rellenas de fibras sintéticas o de pluma de Ganso (duvet).
Las primeras abultan y pesan más en nuestras mochilas pero su precio es más bajo y mantienen su capacidad de abrigo aun estando húmedas.
Las de pluma tienen mayor capacidad de compresión y son más livianas, pero pierden su capacidad de abrigo al mojarse.
Para una montaña como el Lanin o Domuyo recomendamos que la bolsa tenga un rango mínimo de temperatura de confort de -5.

El aislante es la "colchoneta" que nos aísla del frió y húmedo suelo. Este elemento puede estar hecho de espuma de alta densidad o puede ser tipo colchoneta autoinflable. Estas deben ser de buena calidad ya que si se pinchan o pierden por la válvula0 no cumplen su función aislante. Es importante que sean livianas.